Para Hispanohablantes: Salto de Pastor

20200502_105126_0000

Las Islas Canarias cuentan con muchas tradiciones que son únicas y que no son muy comunes en otras partes de España. Entre ellas son sus deportes y juegos autóctonos practicados solo en las islas como es la lucha canaria. Sin embargo, existe una tradición que no encontramos en ningún otro lugar del mundo. Es el orgullo de los isleños y los hacen sentir orgullosos de su cultura y la persistencia de la tradición. Estamos hablando del Salto del Pastor.

El nombre en sí mismo ya sugiere de que actividad les voy a referir. Las Islas Canarias no pertenecen a islas llanas. Están cubiertas de lava sólida, moldeadas y trasformados a lo largo de los siglos por los fenómenos de la naturaleza y a consecuencia de esto tienen una geografía muy variada. Están llenas de barrancos, formaciones rocosas, volcanes y entre ellos se esconden los hermosos valles donde pueden pastar cabras y ovejas.

Photo_1557096728352
La Palma
Photo_1588361809021
Finca Osoria, Gran Canaria

Los pueblos y aldeas se fundaron en las laderas y la comunicación entre ellas era bastante dificultosa. Por eso a los pastores de los pueblos en las mesetas se les ocurrió hacer algunos atajos. Cogieron una rama y tallaron unos palos de al menos 2,5 metros de altura. La parte extrema fue coronada con un cuerno de cabra, que luego reemplazaron por un trozo de metal. Este palo les permitió saltar las pendientes de una forma rápida y llegar a los lugares de difícil acceso. Ahorro de tiempo y … de fuerza. Ya no tenían que caminar tanto.

Photo_1588361810288
Casas cuevas en Acusa Seca, Gran Canaria
Photo_1557236625761
Mirador Del Morro de Agando, La Gomera
Photo_1588411187149
Camino a Roque Nublo, Gran Canaria
Photo_1588411189851
Fataga, Gran Canaria

Con la aparición de los vehículos y el desarrollo de las carreteras, la comunicación fue más fácil y no precisaba tanto tiempo. Sin embargo, la profesión de pastor, que caminaba con su rebaño y llevaba un estilo de vida nómada buscando los mejores pastos, está desapareciendo. Según estudios incluidos en un libro „Trashumante de Canarias” se afirma que actualmente solo hay 18 pastores en Gran Canaria que atraviesan la isla con su rebaño de cabras u ovejas. Pero por suerte, el Salto del Pastor ha dejado de ser popular solo entre los pastores. Se ha convertido en una tradición o mejor dicho un deporte (que yo llamaría extremo) popularizado entre los canarios. Los grupos de aficionados han formado los colectivos, las asociaciones culturales y finalmente federaciones para mantener la tradición de sus antepasados y para que no se olvide ni pierda. Los grupos organizan reuniones en todas las islas.

2019-02-23-10-54-24
Miembros de la Federación de Salto de Pastor Canario, durante el Festival Gran Canaria Me Gusta en 2018

Según el tamaño del palo del pastor se puede reconocer de qué isla proviene. Si mide 3-4 metros definitivamente pertenece a alguien de Tenerife, La Palma, La Gomera o El Hierro (lo llaman lanza o astia). Los descensos en los barrancos son más pronunciados allí. Los de Gran Canaria miden aproximadamente 3 metros (lo llaman garrote), y los más cortos de 2-3 m son los de Fuerteventura o Lanzarote (llamados años).
Los fines de semana los grupos de aficionados se reúnen para „entrenar” y atraviesan las islas a lo largo y ancho, subiendo a sitios donde apenas podemos llegar. Siguen las rutas recorridas por sus antepasados. Raramente encuentran en su camino turistas y pocos turistas tiene la suerte de observarles. Muy a menudo, los pastores llegan a lugares de muy difícil acceso, donde no existe ningún camino señalizado. La pasión y el deseo por mantener la tradición une a los isleños que se reúnen al aire libre y por supuesto practican el salto. Incluso se organiza las reuniones anuales donde participan los aficionados de salto de pastor de todas las islas canarias.

2019-02-23-11-08-14

Tuve el placer de conocer a un grupo de la Federación Salto de Pastor Canario durante la feria anual de gastronomía, cultura y folclore „Gran Canaria Me Gusta„. Un lugar ideal para marcar su presencia en la feria y mostrar la tradición original canaria. Los caballeros me acogieron muy bien y uno de ellos muy majo me explicó exactamente de qué trata el salto. Sin seguir andando por las ramas, me dieron un palo en la mano y me dijeron que subiera a la plataforma y saltara. La técnica no es complicada, pero hay que concentrarse y escuchar bien los consejos. La clave está en sostener bien el palo. Con una mano se sujeta la parte superior, a la altura de los hombros, mientras que la otra mano la giramos 180 grados para agarrar la parte inferior. Luego se dobla las rodillas, coloca el palo entre las piernas y … se desliza. Es más fácil decirlo que hacerlo.
Mis maestros no se rinden, me explican otra vez la posición adecuada y me animan para que saltara. Si pasa algo, me van a sujetar dicen. Cinco pares de manos me estaban esperando para que realizara sin miedo el salto. Me animé y sin su ayuda, hice un salto y me deslicé suavemente por el palo.

La construcción del palo también tiene que cumplir algunos requisitos: el diámetro en la parte inferior es más grande y permite que la velocidad del deslizamiento se reduzca al bajar. Esto es el secreto. Los caballeros no han realizado ningún curso de baile de barra, pero se deslizan con gracia y bajan suavemente al suelo. Esta es la primera lección. Terminé allí mi entrenamiento. Pero eso no fue el final, los caballeros me mostraron diferentes saltos.

2019-02-24-21-07-21

2019-02-23-11-02-20

2019-02-23-11-06-06

Existe un salto que se llama simplemente „pies juntos”, pero a mis maestros sobre todo les gustan el salto lateral, cuando tienen que deslizarse con su cadera. El tipo de salto depende de la pendiente que tienen que atravesar. Mire con asombro en sus grabaciones como sin apuro saltan entre acantilados, al igual que yo cruzo un charco en la calle. Los caballeros se animaron y subieron a las plataformas más altas de su exposición ferial para presentarme en vivo otros saltos, de arriba a abajo y viceversa. Todos los saltos los hicieron sin perder el aliento. Estaban como peces en el agua. Se podría decir que es como el Parkour, pero de una forma más tradicional.

2019-02-23-10-47-20

2019-02-23-11-14-48

Mi maestro me mostró muchas fotos de Gran Canaria, lugares donde él logró subir. Yo como una senderista normal solo puedo soñar con la posibilidad de llegar a estos sitios, la subida es muy peligrosa y aparte no existe ninguna ruta señalizada que me pueda llevar allí. Así que tengo que aceptar que no podré ver todo en esta isla. Me ofrecieron unirme a su grupo. Subrayaban que también hay mujeres, incluso algunas extranjeras. Mi maestro dijo que es nuevo, porque lleva entrenando desde hace 12 años  solo. Los saltadores tenían muchas más historias y aventuras que contar, pero llegó el momento de despedirnos. Por si acaso me dejaron su número de teléfono, tal vez algún día cambie opinión y me decida llamarles.

El Salto del pastor se puede clasificar como una antigua profesión, una larga tradición o una afición. A menudo también es una escapatoria de la vida y ruido urbano, exploración de la tierra de los antepasados, búsqueda de la paz y el deseo de convivir con la naturaleza.
Cruzo los dedos para que el grupo de aficionados de salto del pastor nunca desaparezca. ¡Ojo los senderistas de las Islas Canarias!: Mirad bien cuando vayáis a realizar vuestras rutas por los barrancos canarios, a lo mejor en algunos picos vais a tener la suerte de ver algún saltador. Para ellos no hay montaña que no pueden alcanzar.

Skomentuj

Proszę zalogować się jedną z tych metod aby dodawać swoje komentarze:

Logo WordPress.com

Komentujesz korzystając z konta WordPress.com. Wyloguj /  Zmień )

Zdjęcie na Google

Komentujesz korzystając z konta Google. Wyloguj /  Zmień )

Zdjęcie z Twittera

Komentujesz korzystając z konta Twitter. Wyloguj /  Zmień )

Zdjęcie na Facebooku

Komentujesz korzystając z konta Facebook. Wyloguj /  Zmień )

Połączenie z %s

Ta witryna wykorzystuje usługę Akismet aby zredukować ilość spamu. Dowiedz się w jaki sposób dane w twoich komentarzach są przetwarzane.